Se ha producido un error en este gadget.

ECHALE DE COMER A LOS PECES

PINCHANDO EN EL AGUA PODRAS DAR DE COMER A LOS PECES

miércoles, 29 de diciembre de 2010

LA PEQUEÑA ESTRELLA VALIENTE

  

En un país más allá de las nubes, donde las estrellas nos observan, existe un pequeño pueblo donde viven todas las estrellas fugaces. Allí se entrenan para competir en velocidad, entrenan muy duro para hacer carreras entre ellas.

Hacen concursos de muchas cosas:

-concurso de haber quién tiene la cola más larga: el jurado tiene que valorar tanto la largura de la cola como su anchura o la cantidad de destellos que sueltan cuando cogen velocidad.

-concurso de llegar la primera: es una de las más duras, las estrellas compitan para ver quién llega antes a la tierra.

-concurso de la estrella más mirada: consiste en ver que estrella es la más mirada en la noche de San Juan.

-concurso de deseos concedidos: en la noche de Santiago, todas las estrellas salen a la vez para conceder deseos. Los humanos llamamos a la ocasión “lluvia de estrellas”, pero en realidad son las estrellas que hacen galas de los deseos.

Dios tenía que mandar una señal a los hombres por el nacimiento del niño Jesús.
Hicieron ¡el concurso de los concursos!
Aquella estrella que fuera la mejor de todos los concursos que normalmente hacían, sería la encargada de llevar el mensaje.

Estela era la más pequeña de las estrella del pueblo. Por su juventud no había podido concursar todavía en ningún concurso. Tenía miedo, pero era valiente. Decidió participar y las demás se rieron de ella y aquello hizo que su decisión fuera más firme.

De todo ello Dios estaba al tanto y decidió concederle fuerza por su determinación. Ganó todos los concursos y fue premiada con ser la mensajera de llevar la noticia del nacimiento del Niño Jesús a los hombres, y fue la primera estrella en ver al Niño.

AUTORA: Mª JOSE L.E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario